La caña montera es una bonita y práctica compañera del huerto. Aunque fue creada para personas discapacitadas, encontrarán diversión todos los miembros de la familia.

      Construida con el mas resistente material conocido, “fibra de carbono”, su aparente ligereza, contrasta con una robustez capaz de resistir más de medio kilogramo en punta sin sufrir daños. Mide 2,30 mt. y pesa 150 gr. no cimbrea y tiene una gran precisión. Desmontable en dos piezas para su fácil transporte.

     Su campo de acción va desde una cereza a una manzana de tamaño medio. Cerezas y ciruelas se arrancarán a tirón, sin embargo las frutas mayores conviene retorcer una o dos vueltas la propia caña, es mejor que rompa el rabillo que dar tirones bruscos donde, puede romperse la yema floral del año próximo.

   Patentada y presentada en la Feria de inventores Millennium 2013 en Valladolid. Recibió el premio Leo de los expositores, por su sencillez, calidad y compañera de personas discapacitadas, "con huerta". Desde la silla de ruedas una persona puede distraerse cogiendo cerezas o ciruelas con gran facilidad, aumentando la autoestima.

 

 

 

                                        Inventor, Manu Contreras