CINTA ARBORÍCOLA

 

 

    Dentro de la sencillez, del bajo costo con la máxima eficacia, se pueden proteger a los frutales de muchas maneras.

    Entre nuestros experimentos, conseguimos algunas técnicas muy simples y efectivas. La duración fue variable, del entorno de un mes efectivos.

  La más curiosa fue, la foto de arriba, un barnizado elástico directo al tronco, posterior dibujado de mariquitas, y nueva capa de barniz.

  La elasticidad del barniz, duró tres años sin agrietarse. El lubricado se hizo, con spray abrillantador de plásticos de Mercadona. 

  Si no llovía, la eficacia era de un mes, luego se lubricó con Polybut 200, convirtiéndose en algo excepcional, ni los mosquitos se pegaban, parece ser que las mariquitas les daban miedo.

 


 

     Otra técnica que nos funcionó bien, el sistema de lubricación seca, no es para comercializar porque, hay que hacérsela uno mismo. Requiere además un elemento especial para mezclar los sprays. Lleva polvo de grafito y de teflón mezclado, no necesita mantenimiento en varios  años. A éstos productos no les afecta el clima, la lluvia les patina.

   Los insectos resbalan y no pueden subir, excepto los pulgones que si lo hacen, por eso, sólo lo usamos contra la procesionaria.

 

 

 

   Cintas de regalo,  son baratas impermeables y hay de muchos colores.

 

 

                   Cercos de goma neopreno para casos muy complejos. Sujetos y arrimados con pequeños alfileres.

 

 

   Tubos capturadores,  autolimitadores de plagas, sistema extraordinario.

 

           Sin ninguna duda, uno de los mejores sistemas que hemos creado. 

 

 

  Las tijeretas se meten en el tubo, y se comen a todo pulgón que entra. 

    Entrarán por cientos, especialmente en ciruelos y melocotoneros.

  Todo aquel que sea mañoso, y amante del BRICO, tienen la posibilidad de montar, este gran sistema.

  Todos los demás sistemas son repelentes, aquí, los bichos se comen unos a otros, o mueren de calor dentro del tubo.

 

 

                 Funciona, lubricado con una gota de aceite de oliva.

          En esta foto siguiente, es tubo de aire comprimido, ( 8x10 mm. - unido con otro, de 6x8 mm.)

  Las hormigas tienen dos modos de agarrarse, una pequeña uña en cada pata, para zonas rugosas y, una almohadilla, que hace de ventosa para zonas finas, como el cristal.

   En este tubo duro, no pueden clavar su uña, y  el aceite no las permite hacer "ventosa", con ello, su poderosa tracción se queda en nada.

  Para colmo, hay que ponerse de espaldas, si las hormigas no pueden, nadie lo superará.

 

 

 

 

     Todos los sistemas que lleven cornisa, con el lubricante adecuado, funcionan bien.

 

 

  Hemos montado cintas de muchos tipos:  papel aluminio de fontanero,  cintas de videocasete finísimas, metálicas de latas de refresco, cello, etc. Las que no son elásticas, se sujetan con una goma; al final, cualquiera sirve si se dispone de un buen producto barrera para untarlas.

   Los aceites aplicados muy finamente, funcionan varias semanas, pero al final manchan los troncos. Por muy fino que se de, la gravedad hará que se vayan para abajo.

   Sólo vale la pena usar éstos sistemas de cintas, si se dispone de Polybut 200; de lo contrario, se estará esclavizado, a un mantenimiento permanente.

 

   

   

 

     Mil pruebas con cintas arborícolas, para acabar con lo más sencillo, la cinta aislante  eléctrica.

                                            Por varias razones:

  es barata, elástica duradera por años, se monta muy fácilmente, altamente compatible con el Polybut, permite dar capas muy finas, y rascar los mosquitos pegados con facilidad; si se pone de color negro, apenas se ve.

   Tiene que ser de calidad, un rollo de 15 metros, cuesta 2 €.- más barato, que un metro de tubo de silicona. Puesto con goma-espuma debajo haciendo cornisa, (como en la foto) es igual de efectivo, con el mismo mantenimiento.

  Toda la investigación cambió al descubrir el Polybut 200. Creemos que este producto, debería de estar en todos los "botiquines de huerta".

   Puede mantener a raya a las plagas, aplicado sobre un tubo o, cordón macizo, de 5 milímetros de diámetro. INCREÍBLE

 

 

 

 

   Queda por ver, el primer pastor eléctrico para frutales del Mundo. Una Patente que enseñaremos en el futuro.

 

 

    No podemos enseñar más, para resolver el problema de las plagas trepadoras, hoy lo solucionará fácilmente, quien disponga de Polybut 200