Todos los modelos BayCont, requieren de unas labores previas antes de su montaje.

Primero hay que determinar si es factible el uso de esta técnica. No se podrá usar en los árboles que estén apoyados en tapias, casas o vayas de alambre, so pena que se puedan podar. Cualquier protección en tronco será inútil, pues, los insectos subirán por ésas zonas de contacto.

Lo primero es buscar el mejor lugar para colocarlo, lo más alto posible entre dos nudos y en el punto más limpio. Si es necesario se rascará la corteza muerta o cualquier irregularidad, una escofina pequeña es la mejor herramienta.

Asegúrese de revisar el montaje al finalizarlo, no debe de quedar ningún hueco entre los antiplagas y el tronco,  sólo dos milímetros de hueco,  y fracasará con toda seguridad. Tape cualquier resquicio con plastilina u otra masilla.

Revise los arillos de vez en cuando y haga el mantenimiento cuando empiecen a perder propiedades, 

Aplicar el lubricante en pequeñas porciones, (como granos de arroz) en varios puntos del arillo, a partir de ahí, extenderla tanto como se pueda.

 El Polybut en caso de mancharse los dedos, se quita con un trapo y unas gotas de aceite vegetal. El agua con jabón, aunque sea hirviendo no solo no lo quita, sino que lo activa más.

 

 

                                                   Arillos cónicos

 

Los arillos cónicos actuales sólo se usarán en los pequeños frutales hasta 4 o 5 cm. de diámetro de tronco. A partir de ahí, usaremos los collares tipo SylCont .

Están elaborados en pvc con dibujo de rombos por fuera o, vinilo de impresión. Se sujetan directos al tronco, tensos con la pinza, (no se encaja hasta el fondo, con la mitad vale, si queda muy cerca del tronco se agarran las hormigas a ella). Con un solape de 4 cm. es suficiente, si sobra, se corta.

Esta técnica permite el crecimiento del tronco, que fuerza a los arillos a estirarse a medida que crece, desplazándose sobre el solape engrasado.

Conviene dar el Polybut antes de montarlos, sólo la mitad interior, "contra el tronco", dejamos la otra mitad sin lubricar para manipular sin mancharnos. Si la pinza queda muy cerca del tronco, se unta por debajo.

La prevención de estos arillos es total, es decir: soportan la presión de la mayor plaga posible, el adjetivo es..."Infalibles".

Con Polybut V-200 sólo necesitan una aplicación anual, con Polybut V- 30, dos,- con grasa de silicona, tres,- con aceite de oliva, cada tres semanas.

Quien viva junto a los frutales puede usar lo más barato, el aceite de oliva vulgar. El Polybut 200. Interesa a quienes no puedan atender los frutales de manera continuada y, a quienes quieran el lujo de los collares Pata Negra. Su aplicación será tan fina como se pueda, una micra es suficiente.

 Los arillos cónicos Pata Negra, siempre se montan con pinza, no se grapan,  si se desmontan en Invierno y se limpian, lo agradecerán.

Si pasados los meses (de montados) se empiezan a "deformar", significa que hay que aflojar la pinza y soltar un poco del solape. Esto sólo ocurre en pvc blando gomoso, el pvc rígido tiene fuerza para adaptarse al tronco a medida que crece.

 

 

                         

                         

                                          Sistema SylCont

 

 El tubo es de silicona negro, 5x9 mm. su duración se estima para toda la vida, para poderlo usar hemos tenido que aplicar un tratamiento superficial; según viene de fábrica, no es compatible con lubricantes.

 Dejamos atrás la grasa de silicona, queremos ofrecer la máxima protección que hay, el mínimo mantenimiento y la despreocupación por meses. Estos collares una vez lubricados con Polybut 200, dependiendo del tamaño,no se quitan en varios años, simplemente se les pasa la punta de un cuchillo por encima, se rascan las impurezas o mosquitos cada mes y medio, y  se ponen a punto cada Primavera .

 Con toda seguridad, una vez montados, no habrá que aplicar nuevo producto en un mínimo de dos meses, con protección total.  Este collar tiene tanta garantía que se montan muestras, directamente por el inventor en fincas particulares.

 

En la foto siguiente vemos la forma correcta de cortar el tubo para la unión. No siempre se corta recto, perpendicular; dependiendo de la medida del tronco, conviene dar un poco de inclinación hacia el interior, un milímetro de falseo suele valer en troncos de 4 cm.

 

Hay que respetar siempre la curvatura natural del tubo propia de fabricación y, hacerla coincidir con la curvatura del casquillo de unión, de esa manera se acopla al tronco a la perfección.

 El color comercial es el negro, menos atractivo para los insectos y, por otra parte, en él se ven menos los pequeños mosquitos que se quedarán pegados; éstos mosquitos, se rascan de vez en cuando, no tiene mayor importancia.

Nunca daremos Polybut por arriba junto al tronco, sólo serviría para acumular suciedad.  Si las hormigas han llegado hasta la mitad del tubo, conseguirán superar el resto.

Si el frutal está muy contaminado, es preferible dar un tratamiento y, tres días después poner el arillo. Si no lo hacemos así, y las hormigas logran superarlo por aglomeración masiva, (cientos o miles de hormigas) guardarán en la memoria que han conseguido superarlo y lucharán enérgicamente cada día.

Montar éstos collares es un trabajo,"fino" de precisión, quien no se vea capacitado, es mejor que no lo compre.

 

                                                                

 

 

 

  Los alfileres que usamos, para sujetar la unión durante años, son de 16 mm. de largo. Hay dos opciones: se clavan y cortan después, con un alicate de corte pico de loro o, se cortan antes a 9 mm. haciendo un agujero inicial "guía"con una chincheta de oficina. Se pueden apretar con una pinza de madera, en vez de con el dedo.

  Una grapa puede servir también, especialmente en troncos menores de 10 cm.

 



 

 

  En los modernos arillos cónicos, es una pena cortar el sobrante. Pero tampoco se puede dejar así, el viento los movería.

 La pinza ha de quedar, cercana al solape que queda por debajo, no al que queda por arriba.

Esa parte sobrante, se puede sujetar  con una horquilla de pelo, cortada, o un clic. En este caso, hay que untarlo de polybut por debajo.

 Vemos en la foto la horquilla, cortada 2 cm. se dá la forma en la punta y se monta.

 

 

 

 

Si el tronco es muy pequeño, entre 1 y 2 cm. se corta el arillo por la mitad, así vale para dos; y se pone con la horquilla, en vez de la pinza.

 No hay que olvidar, untar la horquilla por debajo de polybut. Las hormigas se agarran donde pueden. 

Un clic de oficina también servirá.

Cualquier cosa, que nos parezca imposible que suceda, ellas nos darán una lección que no olvidaremos.

 

    Si son plastificados, mejor, para que no se oxiden; la patilla larga para afuera y la corta por debajo.

  Será más seguro si se ponen dos, uno en cada solape.

 

 

    El momento exacto para colocar un protector en tronco es este...

  Cuando las yemas, sean de flor o de hoja, se empiezan a hinchar, antes de salir los brotes de hojas.

  Vemos un sistema preventivo si se dispone de polybut 200, se puede usar perfectamente, con mantenimiento mensual.

 Es lo más sencillo del Mundo, una vuelta al tronco, de cinta aislante eléctrica.

                              No servirá ningún otro producto lubricante.

 


 

 

                    Seguridad con el Polybut

 

   

    

Lubricante de polímeros de isobutileno. De naturaleza adhesiva, inmutable a la intemperie, hidrófobo, mínima evaporación y larga durabilidad.

Uso como antiplagas.

Es un producto muy espeso, para poderlo aplicar fácilmente, en (Marzo o Abril) requiere calentar el tarro en agua, “al baño Maria” unos minutos. Se remueve con la espátula y se aplica en los soportes aconsejados.

 En verano se pone el tarro al sol y es suficiente.

La capa ha de ser finísima, estirando el producto tanto como sea posible.

Puede mezclarse con aceites, en caliente (oliva, parafina, sintético) para bajar su viscosidad. Esta mezcla al 50 %, es óptima para lubricar los arillos cónicos por debajo con pincel.

El Polybut no tiene toxicidad ni riesgos significativos,  aún así, evite que lo manipulen los niños, sería peligroso si se lo comen. Cuide de no mancharse la ropa, no se quita con agua y jabón, es un repelente de agua inigualable,  sólo se diluye en aceites.

Si se mancha las manos, límpiese con un trapo y aceite vegetal.

Más información en su Web Industrial:  https://www.kematbelgium.com/