PROCESIONARIA

  

 

   Todos aquellos que compartan los sistemas BayCont, y tengan problemas con la Procesionaria del pino, podrán usar los mismos collares, en Febrero- Marzo, para capturar las orugas a la "bajada".

 

          Aquí, también trabajamos la estética como nadie. En este caso, el Polybut se dará, por la parte superior del tubo de silicona. Las orugas, por grandes que hayan sido, nunca han conseguido superar el Polybut; su torpeza, contrasta con la habilidad de las hormigas.

 Las orugas Irán bajando alineadas en procesión, por el borde del tubo de silicona y, entrarán en la bolsa mansamente.

  A la bolsa, se la hacen unos agujeritos de drenaje abajo, por si entra agua, se mete hojarasca con arena. En las bolsas, piensan que es el suelo y, se esconden para transformarse en "pupas". Cuando sea el momento se destruyen, (Marzo...?)

  Si sólo tenemos un nido en un pino, no es necesario poner una gran bolsa de plástico. Si hay varias derivaciones de ramas, el collar se pone en la rama donde este el nido. Será más fácil, que ponerlo en la parte gruesa baja del tronco.

  Por la rama que este el nido bajarán, conviene poner la parte de la bolsa de plástico, al lado sur, las gusta el calor. 

  Las fotos que vemos, están al revés a la sombra,  para hacer las pruebas en las circunstancias más desfavorables.

 

 

 


    Hay que rascar un poco la corteza muerta, no deben colarse las orugas por los huecos. Aquí hay mucha tolerancia, no como con las plagas pequeñas.

 Las puntas de los casquillos, encajan en dos pequeñas alcayatas roscadas en el tronco. De ahí se cuelga el embudo, (se hace de un bote de crema, por ejemplo).

  Por detrás se sujeta con una chincheta de oficina, una inclinación de 45 grados es optima. Si el tronco es muy grueso, se clavan dos chinchetas de apoyo a los lados.

  A medida que el tronco crece, se va bajando la inclinación cada año. Con ello, el mismo collar, sirve para muchos años sin empalmar.

 

 

    Las bolsas auto-cierre son buenas y resistentes, también las de envasar al vacío. Se atan con alambre de jardinería o, una brida eléctrica; la rosca de la boca del embudo, favorece la sujeción.

 O clavando dos clavos, a la bolsa de auto-cierre contra el tronco. También se puede hacer un alambre con ganchos, sujeto de las alcayatas.

 


  Cualquier protector comercial, cuesta entre 30 y 79 €. Aquí, es prácticamente gratis, (para quien lo haya comprado para frutales). 

  Como siempre, se pueden empalmar los trozos que sean necesarios, con los casquillos de unión.

  En la foto siguiente se ve, como sujetar una bolsa grande con dos puntas. El sistema comercial lleva un cinto, con un sistema de espumas, muelles y plásticos, complejo, caro, y difícil de montar.

 

 

   Los embudos, se pueden hacer de moldes para helados, en los chinos hay de muchos tipos, mejor que sean rectangulares que redondos.

 

 

   Abajo, un modelo especial para jardín, si ya pintamos la caja de negro, ni se sabe que tenemos un protector.

  Si alguien le pone pegas, al hecho de poner dos alcayatas, no se lo que dirá de los sistemas de endoterápia, ahí se barrena en varios puntos del tronco. Eso sí que es: matar moscas a cañonazos, veneno por vena, "todo se arregla con veneno".

                     BAYCONT ES LA MARCA, DEL "NO VENENO"

 

 

   Esta es nuestra Finca Escuela, podemos estudiar muchos tipos de plagas, tenemos gran variedad de árboles.

  En éstos pinos, se aprovisionan de resina los avispones, lo que nos permite, crear prototipos para su captura.

 

 

   Tenemos muchos interesados en esta técnica, constantemente nos piden información, quizás al año que viene la hagamos comercial. Sólo para particulares, a fin de cuentas, quien les va a impedir poner una alcayata en sus pinos.

 El costo sería, más o menos para un pino de 30 cm. de tronco: 6 €. Muy barato, con respecto a los más de 30 €. que cuestan en el Mercado, y dura toda la vida. Cosa que será necesario, pues quien tenga orugas... las tendrá para siempre.

 

 

    Este sistema es tan fácil de montar, que acomplejará, a todos que que hay comerciales, donde, hay que ser, poco menos que Técnico en montajes industriales para colocarlos.

 

 

Nosotros, hemos construido unos rascadores especiales. Con un mango de martillo y un trozo de sierra vieja de cinta, de taller.

  Al ser de acero, no se puede taladrar para poner los tirafondos.

  Hay que hacerlos con un electrodo, a modo de dar un "punto" de soldadura.

  En un taller si lo pueden hacer fácilmente, disponen de una máquina llamada "plasma". 

  Este aparato es extraordinario, los dientes desgastados por el uso, no sirven para cortar hierro, pero son perfectos para rascar corteza.